Otra reflexión

Además de los aspectos que comentaba en el último post (hacer una valoración de qué hemos conseguido en el aspecto de desarrollo de la empresa y los objetivos financieros), hay otra área que nos resulta muy importante conocer a los pequeños empresarios: nuestro desarrollo personal como empresarios.

Así que, siguiendo la idea de la última intervención, digamos que has comenzado el año 2009 con objetivos de desarrollo como empresario. ¿Qué tipo de cosas podrían ser?

Aprender a delegar, a sistematizar, a comunicar con claridad, a planificar la dirección de la empresa o simplemente aprender a organizar mi tiempo.

Pero, como en otros ámbitos de actuación, no nos vale tener una “idea” más o menos de estos aspectos. Si no lo expresamos con claridad y de manera objetiva, este tipo de accciones pueden acompañarnos, de manera inacabada, años: “tengo que aprender a…”, “a ver si me organizo con …”, “debería dejar de …”

Así que, imaginemos que has empezado el año con objetivos formulados de manera más específica. Por ejemplo: hacer un curso para aprender a gestionar el tiempo, o apuntarme al menos a dos seminarios para desarrollo de equipos y haber puesto en marcha un sistema de delegación de tareas. En fin, creo que vas entendiendo la idea: objetivos concretos en el área de desarrollo personal como empresario.

Igual que con los objetivos financieros o de desarrollo de tu empresa, ahora es el momento de comprobar si los has cumplido o no.

Recuerda que este ámbito es justo el que más puede ayudar a tu empresa a crecer. En una pequeña empresa el empresario tiene tanta influencia que, de hecho, además de ser el principal motor es, a la vez, su principal obstáculo: tú constituyes el límite al que puede acceder tu empresa.

Por lo tanto, todo lo que hagas para desarrollarte como empresario redundará en beneficio de tu empresa, de manera casi inmediata.

Así que, pregúntate ¿en qué sentido eres mejor empresario (más eficaz, efectivo, productivo, organizado, etc.) que hace un año? Finalmente, tu empresa depende de las respuestas que puedas dar…

También te puede interesar…

Dirigir a otros

Ser jefe… Para dirigir una empresa, un departamento o un equipo - que en realidad es dirigir personas -, es preciso...

Tu Futuro

  Tu futuro está en tus manos.   Lo estás eligiendo continuamente:   Con tus acciones eliges tu futuro...

¿Quieres una sesión gratuita de coaching?

Si te tomas en serio el impacto que puedes generar a través de tu trabajo, permítete este espacio para potenciar tus acciones.

R

Encuéntrame