Mitad del año – ¿cómo vamos?

Sin duda es un momento muy bueno para repasar nuestros objetivos y ver cómo vamos.

¿Nos acercamos a buen ritmo? ¿Nos hemos quedado un poco atrás? ¿Ya ni me acuerdo de qué objetivos me había fijado?

Los objetivos, sobre todo siendo SMART, nos sirven a modo de marcador en un partido de fútbol.

El día 11 de julio, veíamos todos que acababa el tiempo reglamentario en el partido entre España y Holanda y el resultado era 0-0. Comienza la prórroga y conforme transcurren los minutos comenzamos a ponernos más y más nerviosos… empieza el segundo tiempo de la prórroga y el fantasma de los penaltis se hace cada vez menos fantasmal y comienza a adquirir cuerpo. A unos minutos del final, Iniesta marca y se desata la locura.

Si recuerdas lo que ibas sintiendo conforme pasaba el tiempo, notarás el efecto que tiene un marcador: resultado y tiempo. Sin duda, también habrás visto cómo esto afecta a los jugadores: los holandeses, ya sin tiempo, se lanzaron a un ataque desesperado. Veían el resultado y el tiempo que quedaba y reaccionaron, pero tarde (afortundamente para España).

Esta  misma labor es parte de lo que ofrecen los objetivos: sabes siempre qué tal vas y cuánto tiempo tienes para lograr tu objetivo. Un partido sin marcador y sin tiempo fijado sería muy diferente: la mayor parte de las pymes se gestiona así.

¿Qué tal vas con tus objetivos? Si no estás avanzando al ritmo adecuado, ¿qué vas a hacer?

También te puede interesar…

Dirigir a otros

Ser jefe… Para dirigir una empresa, un departamento o un equipo - que en realidad es dirigir personas -, es preciso...

Tu Futuro

  Tu futuro está en tus manos.   Lo estás eligiendo continuamente:   Con tus acciones eliges tu futuro...

¿Quieres una sesión gratuita de coaching?

Si te tomas en serio el impacto que puedes generar a través de tu trabajo, permítete este espacio para potenciar tus acciones.

R

Encuéntrame