Más de lo mismo es menos de lo que quiero

Otro de los motivos por los que hacer más y más (de lo mismo) no es una buena idea para un emprendedor es porque uno de los resultados inevitables es que acaba agotándose y cercano a lo que se llama “quemado”.

Y esto se convierte en parte del problema, ya que cuando estás en situación de agotamiento, no puedes tomar decisiones adecuadas (¿te acuerdas que tomar decisiones es la labor principal del empresario…?).

El pequeño empresario ha de dejar de pensar que llevar un negocio es una cuestión de “familia”, de fuerza, de trabajo duro, de raza y comenzar a pensar que la responsabilidad de dónde está es suya. Sólo así puede emprender el camino de buscar soluciones para reorientar su empresa.

No pasa nada por admitir que no se sabe qué hacer, que se desconocen las reglas básicas empresariales. Es el primer paso para poder encontrar una solución.  El 81% de las personas que montan una empresa no tienen ni experiencia ni conocimientos empresariales (GEM 2007). El nivel de cultura emprendedora es abismalmente bajo. Los profesionales siguen montando empresas, despachos, comercios, talleres, etc. convencidos de que pueden funcionar sin tener que “convertirse en empresarios”, sin seguir las leyes fundamentales del mercado. Como si ser empresario fuese algo negativo. En realidad, como si admitir que soy empresario fuese algo vejatorio.

La buena noticia es que, estando el patio como está, si dedicas la energía que ya dedicas a tu negocio pero bien dirigida y sobre las actividades adecuadas no te costará mucho destacar! Y eso es lo que cualquier emprendedor quiere: destacar en la mente de su posible cliente.

Un primer paso puede ser preguntarte lo siguiente: ¿Qué estoy haciendo mal? No para castigarte o fustigarte, sino para investigar. ¡Y la respuesta  “trabajando poco” está prohibida!

Otra pregunta muy buena es: ¿Qué no estoy haciendo que debería estar haciendo? Y así, a la vez que dejamos de mirar fuera a ver si encontramos un culpable, puede que nos encontremos con algo que podamos mejorar en nuestro trabajo.

Ya verás cómo los resultados son espectaculares.

También te puede interesar…

Dirigir a otros

Ser jefe… Para dirigir una empresa, un departamento o un equipo - que en realidad es dirigir personas -, es preciso...

Tu Futuro

  Tu futuro está en tus manos.   Lo estás eligiendo continuamente:   Con tus acciones eliges tu futuro...

¿Quieres una sesión gratuita de coaching?

Si te tomas en serio el impacto que puedes generar a través de tu trabajo, permítete este espacio para potenciar tus acciones.

R

Encuéntrame