Coaching Empresarial para pymes y pequeños negocios

Un pequeño negocio que funcione y te permita vivir como quieres es posible.

Pero… 

…no se puede lograr con la mentalidad que te ha traído hasta aquí…

¿Cómo sé qué mentalidad tienes?

Por que si tuvieses la mentalidad adecuada, ya lo habrías conseguido

Mi afirmación:

Se puede tener un trabajo autónomo razonable (cómo autónomo o como pequeño empresario – es lo mismo), en el que cada vez trabajes menos y cada vez puedas ganar más.

Que te dé satisfacción y tranquilidad para ocuparte de tu familia e incluso dar trabajo a otros (y sustento a otras familias).

Pero (y este es el truco):

 NO SE PUEDE HACER CON LA MENTALIDAD QUE TIENES AHORA.

Y NO ES TU CULPA.

Todos los mensajes que te llegan, en realidad te llevan en una dirección en la que no hay salida posible. Sólo más años de trabajo cada vez más agotador.

La buena noticia es que… tiene solución. 

Y la solución es bastante simple (lo cual no quiere decir que sea fácil).

Quién soy

Hola.
Soy Juan Antonio Martínez.

Coach empresarial para pymes y pequeños negocios.

Si buscas un pelotazo, hacerte rico, vender tu negocio por millones, NO tengo nada que ofrecerte.

No tengo nada en contra de que te hagas rico de golpe, pero no es algo en lo que te puedo ayudar.

Si piensas que “lo único” que te falta es un secreto de marketing, o una clave para cerrar mejor las ventas, no soy la persona adecuada para ti.

Pero si buscas un negocio “sensato” que te dé dinero para vivir cómodamente y tener tiempo para hacer lo que te gustaría.

Entonces sí tengo algo para ti. 

Si entiendes que tu negocio es un reflejo de ti, y quieres convertirte en un activo de tu empresa, en lugar de un “pasivo” (por muy activo que estés ), apúntate a la lista y te iré contando cómo puedes empezar a modificar la manera en la que interpretas tu papel en tu negocio, y cómo puedes convertirte en el mejor empresario o empresaria que puedes ser.

Y, sobre todo, cómo puedes alcanzar tus metas.

Incluso metas que ni siquiera habías considerado.

Por ejemplo, tener un negocio que sigue funcionando aunque tú estés de vacaciones… semanas y semanas.

¿Es posible?

No sólo es posible. Eso es lo que podríamos definir como negocio.

En la caja de abajo, puedes apuntarte a mi lista y te enviaré un caso práctico de una clienta.

Quizá te sirva de aliciente y motivación.

Además, te enviaré mi ebook «5 pasos para dejar de asfixiar a tu empresa«.

Descárgate el e-book. Creo, que te puede ser muy útil.

Te enviaré, también, el caso práctico de Katherine.

El secreto

El secreto es… que  no hay secreto.

La gente busca un “secreto” para que su negocio salga adelante. O piensa que si no fuese por (la competencia, los impuestos, los bancos, la recesión, los chinos, la mano de obra…) todo le iría mejor.

Esto es todo querer conseguir el resultado, sin hacer el trabajo.

No se dan cuenta de que el problema, lo que los mantiene atascados sin lograr que el negocio salga adelante son ellos.

Y, en concreto:

CÓMO PIENSAN – QUÉ MENTALIDAD TIENEN.

Te propongo un experimento mental:

Imagínate que, por arte de magia, se pone al frente de tu pequeño negocio (sí, ese mismo negocio que no logras sacar adelante del todo desde hace años) un empresario de nivel mundial… Florentino Pérez, o Ana Botín, o Richard Branson.

¿Qué le pasaría a tu negocio en un año?

Ya te lo imaginas… Se dispararía

Es decir, lo que le pasa a tu negocio eres TÚ.

Si quieres saber qué puedes empezar a hacer para que a tu negocio le vaya mejor, apúntate en mi lista de email y te enviaré mi ebook 5 Pasos Para Dejar de Asfixiar a Tu Empresa.

Eso sí, NO te apuntes si lo que buscas es que te resuelvan el problema o que te regalen una varita mágica que te suponga una solución que no requiera esfuerzo.

 

Para eso hay muchas otras sirenas cantando.

Como digo, lo que te está deteniendo es tu mentalidad. Cómo abordas las cosas.

En concreto, cómo abordas tu papel, tu rol, en tu pequeño negocio.

Cambiando esto, cambia todo.

Pero déjame que te diga algo: 

NO ES TU CULPA

Es lo normal, con todas las ideas que nos hacen llegar desde el entorno.

Toda una batería de ideas falsas que se perpetúan, no sé muy bien por qué (porque no las perpetúa ningún empresario de éxito, esto está claro.)

Ideas como que:

  • Si ofreces un producto de calidad el éxito vendrá.
  • Si te esfuerzas, el éxito vendrá.
  • Si pones ilusión y ganas, el éxito vendrá.

Parece que se olvidan que todos, todos los que han tenido que cerrar empezaron con ilusión, ganas, con esfuerzo y dando el mejor producto que podían.

Es decir, estas cosas están bien, son deseables, pero no son suficientes.

Y el tener la mentalidad en la que quepan estas ideas, es ya un problema.

Con esta mentalidad es muy difícil, como digo. 

Pero el cambio de mentalidad no se puede improvisar. Ni lo puede forzar uno mismo.

Te puede ayudar, por ejemplo, una catástrofe, una situación límite, como me ocurrió a mí.

También se logra mediante un esfuerzo metódico de exposición a situaciones que requieren esta nueva mentalidad.

El método que utilizo para ayudarte a cambiar tu mentalidad es guiarte a ir haciendo las cosas que tu proyecto necesita de manera que tu perspectiva va cambiando – necesariamente – a medida que avanzas.

Te ayudo a que lo hagas y a que veas por qué es tan importante.

Así, en cualquier otra ocasión similar en el futuro, ya sabes lo que hay que hacer, por qué y cómo hacerlo.

 

Descárgate el caso práctico de Katherine. Creo que te puede ser muy útil.

También te enviaré, también, el ebook «5 claves para dejar de asfixiar a tu empresa«.

Coaching Empresarial

Francisco Ibáñez

… a lo que más valor le doy de mi trabajo con Juan Antonio  fue a cambiar mi mirada hacia una perspectiva más empresarial…

¿A qué se refiere Fran con esta frase?

A que cuando comenzamos a trabajar juntos – vino recomendado por otro cliente mío –  llevaba ya muchos años con su negocio, pero seguía interpretándolo – e interpretándose – como siempre.

Como casi todos los pequeños empresarios, en realidad: como un “currante”.

No realmente como empresario.

Ahora, ve su empresa con otros ojos.

Con otra mentalidad.

Y, por lo tanto, ve otras cosas, toma decisiones de otra manera, está mucho más en control de su negocio y de la situación en general.

Ahora resulta que en lugar de ser, como antes, esclavo de su negocio, él es que manda, el que decide.

No veas la cara que se le puso cuando le propuse tomarse 3 semanas de vacaciones. Y ni te cuento de la cara que traía una vez que se las tomó.

Cómo si hubiese ido a Lourdes.

Coaching Empresarial

Esto de la perspectiva inadecuada, de la mentalidad que no te ayuda, lo he visto una y otra vez en los 12 años que llevo trabando con pymes y micropymes.

He acabado convencido de que es EL PROBLEMA principal del pequeño empresario.

Su mentalidad.

Descárgate el caso práctico de Katherine, que te puede ser muy útil.

También te enviaré, también, el ebook «5 claves para dejar de asfixiar tu empresa«.

Coaching Empresarial

Te quiero hablar ahora de Katherine y su pequeña escuela de inglés: ClassA

www.classa.es

ClassA Logo

 

¿Quieres saber cómo Katherine logró multiplicar por 5 la facturación de su empresa, y ahora trabaja la mitad de horas?

Lo explico en un caso práctico que puedes descargarte más abajo.

Esto es lo que ella cuenta:

Estaba súper frustrada y desanimada. Tenía clientes pero dedicaba el 100% de mi tiempo a la empresa»

Katherine tenía clientes, pero lo hacía todo ella: daba la  mayor parte de las clases, hacía todo el trabajo administrativo, buscaba clientes (cuando podía), buscaba otros profesores, hacía de directora de pedagogía… en fin, días larguísimos sin una facturación acorde.

En este caso de éxito conocerás la historia de Katherine y su pequeña academia de inglés en Madrid.
Descubrirás, entre otras cosas, cómo Katherine logró:

Conseguir clientes más rentables y cerrar más ventas.
No sentamos, una vez hechas las cuentas, a ver el margen de cada uno de los tipos de clientes. Katherine salió muy sorprendida: sus clientes “favoritos”, aquellos con los que se volcaba, no eran nada rentables (al menos tal y como lo vendía). Esto le ayudó a comenzar a interpretar su negocio desde otra óptica

• Multiplicar su facturación por cinco.
Verás en los gráficos de la página 5 del caso práctico, la curva ascendente de la facturación, año tras año. Y la curva descendente de las horas trabajadas, año tras año. Sólo por esto, Katherine opina que el coaching es una inversión extremadamente rentable.

• Reducir sus horas de trabajo en más de la mitad.
Esto es, para cualquiera, algo deseable, pero en el caso de Katherine era imprescindible: estaba embarazada (más adelante, durante nuestro trabajo tuvo un segundo hijo), así que ya no había opción. En la página 4, averiguarás qué hicimos para que pudiese desconectarse más y más del funcionamiento diario de su empresa.

• Identificar qué bloqueos personales la mantenían en su situación
En mi trabajo, no sólo hablamos de hojas de cálculo, de márgenes brutos, y de procedimientos. En realidad, todo esto hay que trabajarlo, pero lo que te mantiene atrapado, en realidad, es tu mentalidad. En el caso de Katherine, trabajamos su estructura de personalidad y se dio cuenta de cómo su historia personal estaba afectando la manera en que trabajaba, negociaba y tomaba decisiones. Logró liberar estos bloqueos cuando se dio cuenta de que se estaba saboteando a sí misma. Esto lo verás en la página 3 del caso práctico.

• Hacer que su academia funcione sola.
Verás cómo logró hacer que su academia, al principio totalmente dependiente de ella, pueda ahora funcionar de manera autónoma.

• Disfrutar de más tiempo libre para criar a sus dos hijos.
Todos los días, cuando llegan las 15h, es tiempo para sus dos niños. Cómo dice Katherine, en la página final, “Si no hubiera contratado a Juan Antonio, creo que mi empresa hoy no estaría viva, ni hubiera podido tener mi segundo hijo”.

Además, al descargar gratis este caso práctico de 6 páginas en PDF, conocerás:

• El acontecimiento que puso en peligro la continuidad de su empresa y cómo logró salir adelante.
Como en cualquier negocio, pueden producirse eventos “catastróficos” (aparentemente). Un gran cliente cierra o entra en concurso de acreedores, por ejemplo, como le ocurrió a Katherine. Pero, gracias a todo el trabajo que habíamos hecho anteriormente, su empresa estaba preparada para aguantar el temporal.

Como dice Katherine, si esto le hubiese ocurrido antes de que hubiésemos trabajado juntos, su empresa se hubiese ido a pique. Lo que ocurrió fue que, a pesar del bajón de liquidez de unos meses, fue capaz de sobrevivir y seguir adelante.

Descárgate el caso práctico de Katherine. Creo que te será muy útil.

También te enviaré el ebook «5 claves para dejar de asfixiar tu empresa«.

Claro, quizá te digas que tu caso es diferente al de Katherine.

Vale, pero tengo que decirte que todas las empresas salen adelante o no, más o menos por lo mismo.

Y el papel de la persona que la lleva es la clave.

En mis años de coach he trabajado con negocios – algunos más grandes, algunos muy pequeños – de muy diferentes sectores. Algunos que me vienen a la mente, para que te hagas una idea:

  • Diseñadores gráficos
  • Consultores de márketing
  • Empresas de generación de contenidos digitales
  • Asesores contables, laborales y fiscales
  • Empresas de diferentes oficios de la construcción
  • Empresas de construcción
  • Arquitectos técnicos
  • Arquitectos
  • Abogados
  • Escuelas de idiomas
  • Peluquerías
  • Empresas de servicios audiovisuales
  • Empresas de servicios tecnológicos e informáticos

Hombres o mujeres.

Jóvenes o no tanto.

En un sector o en otro.

En todos los casos, la clave es la misma:

La mentalidad del propietario.

Vamos que lo externo cambia, pero lo interno es igual.

De todos modos, quizá te identifiques más con estos otros casos prácticos de otros sectores y por ello quizá te lleguen más y puedan ser de ayuda.

Caso de éxito de coaching empresarial

Empresa construcción

Para descargar el caso de negocios en su totalidad y ver cómo ha podido hacerlo, rellena el formulario y lo recibirás inmediatamente.

Caso de éxito de coaching empresarial

Empresa rehabilitación edificios

Para descargar el caso de negocios en su totalidad y ver cómo ha podido hacerlo, rellena el formulario y lo recibirás inmediatamente.

Caso de éxito de coaching empresarial

Peluquería

Para descargar el caso negocios en su totalidad y ver cómo han podido hacerlo, rellena el formulario y lo recibirás inmediatamente.

 

Espero que nos veamos pronto.

Un abrazo

Coaching Empresarial
R

Encuéntrame