Sal y déjate ver

Aunque algunas ventas puedan ser complejas, para el pequeño y micro empresario aumentar las ventas es muy fácil.

Busca ponerte tan frecuentemente como sea posible, delante de gente que pueda comprar tu servicio.

A diario, si es posible.

Y si no, varios días a la semana.

Y si no, todas las semanas.

En cada sector puede ser diferente, pero no deberías dejar de pasar ni un solo día sin hablar con un posible comprador.

Verás que diferencia increíble en los resultados tras 6 meses de esto.

También te puede interesar…

Dirigir a otros

Ser jefe… Para dirigir una empresa, un departamento o un equipo - que en realidad es dirigir personas -, es preciso...

¿Quieres una sesión gratuita de coaching?

Si te tomas en serio el impacto que puedes generar a través de tu trabajo, permítete este espacio para potenciar tus acciones.

R

Encuéntrame