Mindset Emprendedor – Coaching en Grupo

¿Quieres convertir tu pequeño proyecto empresarial en una pequeña GRAN empresa?

Imagino que la mayoría de los emprendedores y pequeños empresarios y empresarias que lean la pregunta anterior responderán afirmativamente.

Si este es tu caso, quiero presentarte el programa Mindset Emprendedor, un itinerario de coaching en grupo de 6 sesiones, en las que lograrás darle un giro total a tu manera de interpretar y abordar tu negocio.

Pero vamos poco a poco.

Antes de continuar, ¿quién soy y qué es lo que hago?

Ayudo a pequeños y microempresarios y empresarias a conseguir que su proyecto empresarial finalmente despegue y se pueda poner al servicio de su vida (y no al revés, como suele ser: tú vida al servicio de tu negocio).

Mis clientes están en todos los sectores imaginables: desde la arquitectura hasta la peluquería, pasando por la construcción, el diseño, la fotografía, el marketing, la informática… porque – te voy a contar un secreto –  todos, todos, todos los negocios funcionan, en el fondo, de manera muy similar.

Aunque pensamos que nuestro negocio es diferente, en realidad, en esencia, no lo es tanto. Sólo algunos detalles hacen que parezca así.

Puedes ver más información sobre mí y mi labor en el siguiente enlace.

Lo primero que quiero compartir contigo es una perspectiva general sobre la identidad del pequeño o micro empresario. Podríamos decir que se existen 2 versiones opuestas y que son los puntos A y B entre los cuales todo emprendedor debería intentar moverse.

Por un lado tenemos al pequeño o micro empresario “al uso”

Se trata de una persona que vive apagando fuegos en la gestión de su negocio, constantemente corriendo de acá para allá, trabajando más horas de las que debería y sin generar un rendimiento que refleje todo su esfuerzo.

Esta persona tiene problemas para predecir sus ventas, para delegar funciones y para elegir personas adecuadas que lo acompañen en su aventura.

Los incendios son el pan de cada día y, a pesar de que esto puede producirse en una etapa inicial que se aplacaría con el paso de los meses, lentamente se ha consolidado como “normalidad”.

Frustración, soledad y la des-esperanza de ver que el “esto va a despegar pronto” nunca se materializa.

Una de las principales características de esta versión del pequeño o micro empresario es que se aferra a la queja: la “cosa” está mal, la competencia, los precios, la crisis económica.

Lo peor de todo esto es que dicho proceso mental acaba en la resignación:

“Esto es lo que hay”.

No puede permitirse vacaciones, no puede permitirse enfermar, no puede permitirse decir que no a sus clientes.

En otras palabras: su vida está al servicio de su empresa.

En el polo opuesto podemos encontrar a alguien que ha logrado convertirse en Director(a) de una Pequeña Gran Empresa.

A diferencia del perfil anterior, en esta versión encontramos a una persona que trabaja y administra su negocio, aunque con algunas diferencias sustanciales.

Elige sus horarios y tiene más tiempo libre, cuenta con sistemas para la captación de clientes, así como para procesar el trabajo, y puede predecir con bastante grado de certeza los ingresos que tendrá en los próximos meses.

¿Apaga incendios? Por supuesto. Urgencias surgen hasta en la más engrasada maquinaria. Sin embargo, en este caso los fuegos no son el principal motor de su gestión.

En otras palabras: tiene una empresa que está al servicio de su vida.

¿Con cuál de estas dos versiones te identificas?

Tras leer las descripciones previas, habrás notado que el pequeño o micro empresario “al uso” es el más común y es el motivo de que el 90% de los emprendimientos cierren en los primeros 3 años.

Intuyo también que, probablemente, te hayas ubicado a ti en alguno de estos grupos y reconocieras algunas características o situaciones muy propias de tu gestión.

La pregunta más importante es: ¿Cómo se consigue avanzar de la primera versión a la segunda?

Según mi experiencia, reconozco dos aspectos generales muy diferenciados:

  1. El aspecto que todos conocemos, o podemos fácilmente averiguar, es que hemos de dedicar tiempo y energía a desarrollar los sistemas en nuestro proyecto. Y, también, a aspectos básicos de datos financieros y estrategia (conocer los datos financieros clave, identificar mi cliente ideal, definir mi propuesta de valor, etc., etc.). Esto, sobre todo en una pequeña empresa, en realidad no es excesivamente difícil.
  2. El otro aspecto, menos conocido, pero decisivo – y sin el cual lo primero es verdaderamente difícil – es la mentalidad que necesitamos para lograr hacer esto. Lo que yo llamo Mindset Emprendedor.

Es precisamente sobre esto último que se pondrá el foco en las 6 semanas que dura este programa de coaching en grupo.

Porque la mayor ventaja de un negocio no se encuentra en la calidad de su servicio o producto (que también es crucial) sino en la mentalidad con que trabaje el emprendedor.

Hablo de una manera de abordar las situaciones y cuyo desarrollo equivale a convertirse en una persona diferente. O más bien, equivale a poner a disposición de la persona todo un abanico de herramientas y capacidades mentales, que existen, pero que permanecen ocultas.

Una vez que comienzas a desarrollar la mentalidad del emprendedor, tendrás mucha más claridad sobre dónde tienes que ir, qué pasos concretos necesitas dar y en qué orden, cuánto tiempo puedes dedicar, qué hacer si ocurre un imprevisto, etc. Sobre muchas cosas que ahora están para ti difusas y nebulosas tendrás de repente una claridad meridiana.

Y también, por supuesto, abordaremos cómo “sacar” el tiempo para ir desarrollando todo esto.

Seguro que conoces a personas que parece que lo tienen “muy claro” y, aunque no siempre tienen éxito, suelen volver una y otra vez, hasta que lo tienen.

Pues bien, no sólo parece que lo tienen claro. Es que lo tienen claro.

Esta claridad a la hora de abordar la realidad, elegir objetivos, ponerse en marcha, se puede desarrollar y mejorar.

Y esto, entre otras cosas, es lo que comenzamos a hacer en el programa de coaching en grupo Mindset Emprendedor.

Es un programa que se lanza 4 veces al año, dura 6 semanas y es muy económico. ¡Y la siguiente edición comienza el 25 de mayo!

¿Te interesa?

Pulsa aquí para más información.

También te puede interesar…

¿Quieres una sesión gratuita de coaching?

Si te tomas en serio el impacto que puedes generar a través de tu trabajo, permítete este espacio para potenciar tus acciones.

R

Encuéntrame