Lo que haces

Tiempo de lectura: 2 minutos

En muchas áreas de la vida nos podemos intentar escapar, o justificar, o escurrir el bulto con explicaciones, racionalizaciones, etc., de por qué algo no me sale, pero al final, lo que cuenta, lo que marca la diferencia, es lo que de hecho hacemos. El resultado que obtenemos está íntimamente ligado a lo que realmente hacemos (y no tanto a lo que decimos que hacemos, o los motivos por los cuáles nos decimos que no lo hacemos).

En concreto el ámbito de las ventas es particularmente “despiadado” en ese sentido: puedes dar(te) todas las excusas, motivos, razones que quieras, pero si no haces lo que necesitas hacer (te cueste o no), al final no obtienes los resultados que buscas.

Si nos dedicamos a investigar qué diferencias existen entre alguien que vende más y otra persona que vende menos, es muy difícil encontrar importantes discrepancias en conocimiento de producto, o incluso conocimiento de ventas (*). Lo que SIEMPRE diferencia a quienes venden más de los que venden menos es LO QUE HACEN.

Y tampoco es que hagan algo especial, o particularmente complejo, ni siquiera difícil. No se trata de conocimientos ocultos, de acceso limitado, etc.

Se trata de algo muy simple:

Hacer lo que saben que hay que hacer

  • Independientemente de si me gusta,
  • de si me apetece,
  • de si ahora ya tengo suficientes ventas,
  • de si no es “el mejor momento”.

Entienden que conseguir resultados en ventas es una cuestión de hacer las actividades básicas de venta (prospección, seguimiento de oportunidades, avanzar por el proceso de ventas, negociación…) día a día.

Si las haces, tus ventas mejorarán. Si no las haces, no mejorarán. Chimpún.

Así que sí hay una diferencia importante entre quienes venden más y quienes no lo hacen: los primeros no se dejan llevar tanto por lo que les apetece o no les apetece. Su manera de abordarlo se puede resumir en: Hago lo que hay que hacer, porque es lo que me llevará donde quiero llegar.

Y esta cualidad sí que vale la pena desarrollarla

=======================================

(*) Excepto lo esperable por la diferencia en tiempo dedicado. Es decir, que no se vende más porque se sabe más, sino que se sabe más porque se dedica más tiempo a la actividad de vender.

Posted in Coaching, Desarrollo personal, Vender | Tagged , | Leave a comment

Tu Actitud Mental la determinas tú

Tiempo de lectura: 2 minutos

En su magnífico libro “El Hombre en Busca de Sentido”, Viktor Frankl nos relata las increíbles experiencias que sufrieron las personas que estuvieron en los campos de concentración nazi. Todo el libro vale la pena, pero para mí hay una enseñanza especial que extrajo de su experiencia y que comparte con el lector:

En el medio de las degradaciones más extremas, de los ataques más fuertes a la dignidad humana que podemos imaginar, había personas que sacaban su lado más “animal” y había personas que incluso en estas circunstancias extremas, se ocupaban de otros, cedían lo poco que les daban para comer a los que estaban aún más enfermos y débiles que ellos, animaban a los demás y mantenían una actitud que no se sometía a la degradación que los carceleros querían imponer.

Te pueden quitar todo en la vida, excepto la decisión de cómo te vas a enfrentar a lo que está pasando.

Tu actitud está determinada por ti mismo, no por los demás. Nada de lo que pasa fuera te obliga a reaccionar de una manera u otra.

Tu actitud en las ventas está directamente relacionada con tu éxito.

Una actitud positiva, de reto y superación, te hará tener éxito.

Sin duda.

Una actitud de “no puedo”, “es difícil”, “no sé”, “me cuesta”, te hará NO tener éxito.

Sin duda.

Lo que a veces hacemos para “escaquearnos” es echar la responsabilidad de cómo abordamos las situaciones sobre los demás, sobre las circunstancias, etc. Nos mentimos a nosotros mismos cuando lo hacemos.

TÚ ERES LA ÚNICA PERSONA RESPONSABLE DE LA ACTITUD QUE TIENES

Lo único que te separa, por lo tanto, de la actitud que te acerque, en lugar de que te aparte, del éxito, es TOMAR LA DECISIÓN DE TENER OTRA ACTITUD.

Eres el dueño de tu destino.

Posted in Coaching, Liderazgo, Vender | Tagged , , , , | Leave a comment

Focus

Tiempo de lectura: 1 minuto

__________________________________

Elimina las distracciones.

Cuando sea el momento de hacer prospección, cierra el correo electrónico, cierra el navegador de internet, desactiva tu smartphone.

Ten encendido sólo lo necesario para el trabajo de prospección.

Enfoca tu atención en esta sóla cosa: la prospección

__________________________________

Posted in Coaching, Vender | Tagged , , , | Leave a comment

Prospección

Tiempo de lectura: 1 minuto

__________________________________

 

La prospección, en ventas, es lo primero. No es algo que puedas hacer cuando de repente te des cuenta de que no vendes suficientemente.

No es una acción, es una campaña.

Necesitas desarrollar una disciplina que incluya la prospección – Es decir, conectar con posibles compradores.

Aparta tiempo cada día para la prospección

__________________________________

Posted in Coaching, Vender | Tagged , , | Leave a comment

Puedes

Tiempo de lectura: 1 minuto

__________________________________

 

 

Si quieres arruinar tu desarrollo empresarial y tu capacidad de vender, no tienes más que decirte a ti mismo o misma:

 

No puedo

 

__________________________________

Posted in Coaching, Liderazgo, Vender | Tagged | Leave a comment

Fantasía

Tiempo de lectura: 2 minutos

Vivimos con una fantasía.

Esta fantasía tiene, como las monedas, dos partes. La primera parte la podríamos describir más o menos así: a pesar de no cuidar lo que entra en mi mente, en realidad, tengo una mente tan preparada, fuerte, flexible, adaptable, capaz, como la de cualquiera.

Esto si lo miramos con detenimiento no tiene sentido.

Si alguien se preocupa de formarse, por ejemplo en filosofía, literatura, e historia, hace por leer ensayos, selecciona la música que escucha (y no la tiene de fondo para atontarse y entretenerse), aprende idiomas, viaja, lee sobre psicología y sociología, etc., sin duda tendrá una mente más preparada que la de quien no lo hace. ¿No te parece?

Y esto tendrá un efecto, si aplica lo que sabe, sobre cómo es su vida: cómo de libre, cómo de satisfactoria, cómo de creativa, cómo de frustrante.

Aparentemente, esto supondría más trabajo, más esfuerzo. Pero si te fijas, en realidad el esfuerzo no está en hacer estas cosas, sino en ejercer tu autoridad sobre ti y decidir en cada momento qué vas a hacer, sin dejarte llevar por la corriente. Una vez que te pones, hacer cualquiera de estas cosas no cuesta más que las otras cosas que haces, y te hace sentir mucho mejor… pero lo que cuesta es parar el flujo y decidir que voy a hacer algo diferente!!

La otra parte de la fantasía es que creemos que no se nota el “nivel personal” que tenemos lo siento, soy de esas personas que cree firmemente que hay niveles de inteligencia, de apertura y de desarrollo como persona – lo cual no supone ningún juicio sobre la bondad o no de cada persona, sólo una apreciación de su nivel de desarrollo). En cuanto abro la boca, alguien que sí tiene un cierto nivel, ya me ha visto y sabe exactamente en qué nivel (de comprensión, de profesionalidad, de apertura, de razonabilidad, etc.) me muevo.

No se puede disimular. La única manera que tengo de que “no se me note” es rodearme de personas similares a mí (la mejor receta para la mediocridad)… nos convenceremos de que somos “la bomba”.

Como digo, otra cosa es que seas una buena persona o no, pero eso no depende de nada de esto.

Pues eso: ¿estás preparando tu mente de alguna manera? Si no estudiando un idioma o leyendo ensayos, al menos ¿cuidas tu cerebro y tu mente pasando días enteros sin ver televisión, ni series?

En el caso de que creas que TÚ MERECES LA PENA, aquí tienes algunas posibilidades para abrir tu mente:

  • Ve a ver exposiciones
  • Lee libros de historia (no novelas, necesariamente)
  • Lee ensayos sobre política
  • Estudia un idioma
  • Reduce las horas que ves televisión (incluso, deja de verla)
  • Escribe un rato todos los días sobre lo que te pasa por la cabeza
  • Lee o escucha a gente que tiene un punto de vista diferente del tuyo sobre algún tema que para ti es importante e intenta ver cómo tienen sus razones (esto no quita que tú tengas las tuyas)
  • Escribe una autobiografía
  • Hazte un plan de vida

Todas tienen la característica de que además de darte conocimientos, experiencias y claridad, te abren la mente y por lo tanto te desarrollan como persona.

Te atreves a ir contracorriente. Recuerda que TÚ MERECES LA PENA

Posted in Coaching, Desarrollo personal, Liderazgo | Tagged , | Leave a comment

Cuida lo que entra en tu cerebro

Tiempo de lectura: 2 minutos

Lo que principalmente decide qué consigue cada persona está principalmente condicionado por lo que tiene en su cabeza: por su mentalidad.

Su manera de pensar.

Cómo interpreta las situaciones.

Lo que hago 0 no hago siempre está basado y condicionado – consciente o inconscientemente – por cómo interpreto cada situación.

La mentalidad es la clave

La mentalidad, la visión del mundo, que tengo tiene un componente inicial personal (una tendencia) que luego se moldea en el desarrollo de mi vida. En el trato con la vida, principalmente con mis padres al principio, luego con mis compañeros, luego con todo el mundo con el que entro en contacto y con aquello a lo que me “expongo.”

De igual manera que el alimento de mi cuerpo acaba por configurar concretamente cada célula de mi cuerpo y cómo funciona, el alimento de mi mente, lo que absorbe, acaba por configurar cómo funciona mi mente: cómo interpreta la vida y las situaciones a las que se encuentra.

¿Y cuál es el alimento de la mente? preguntarás… Lo que permites (o haces) que entre en ella: Las Impresiones.

¿Qué son las impresiones? Lo que veo, lo que escucho, a lo que presto atención, lo que me veo a mí mismo haciendo, lo que veo a los demás haciendo. A lo que dedico tiempo y atención.

No Da Igual

Por esto…
NO DA IGUAL, si me paso los días escuchando gente criticona. No puede sino afectar cómo abordo las cosas.
NO DA IGUAL, si me paso los días con gente que se queja de todo, en lugar de ponerse en marcha. No puede sino, aunque sea poco a poco, convencerme de que yo también puedo quejarme de cómo están las cosas, en lugar de ocuparme de lo mío.

NO DA IGUAL, si paso horas viendo televisión. No puede sino ir rebajando mi nivel de atención, capacidad de atender, capacidad de soportar la frustración, porque está diseñada para esto. Para hacerme pasivo y reactivo ante la vida (así pueden convencerte mucho más fácilmente).

NO DA IGUAL, qué tipo de música escucho, a qué conversaciones me sumo, qué libros leo, con qué tipo de personas me relaciono, qué actividades realizo.

NO DA IGUAL CÓMO GESTIONO MI ATENCIÓN Y MI ENERGÍA.

Donde permito que vaya mi atención, detrás va mi energía.

Aquello a lo que dedico energía y atención crece dentro de mí. Acaba por convertirse en MÍ.

ELIGE CÓMO QUIERES SER

Posted in Coaching, Desarrollo personal, Liderazgo | Tagged , , | Leave a comment

Atención!

Tiempo de lectura: 1 minuto

__________________________________

 

La NEGATIVIDAD es un cancer contagioso

Manténte alejado!!!!

______________________________

Posted in Coaching, Desarrollo personal, Vender | Tagged , , | Leave a comment

Primero lo importante

Tiempo de lectura: 1 minuto

_____________________________

 

 

Haz primero lo más importante.

Siempre.

 

 

_______________________________

 

Posted in Coaching, Desarrollo personal, Emprender, Liderazgo, Vender | Leave a comment

Sal y déjate ver

Tiempo de lectura: 1 minuto

Aunque algunas ventas puedan ser complejas, para el pequeño y micro empresario aumentar las ventas es muy fácil.

Busca ponerte tan frecuentemente como sea posible, delante de gente que pueda comprar tu servicio.

A diario, si es posible.

Y si no, varios días a la semana.

Y si no, todas las semanas.

En cada sector puede ser diferente, pero no deberías dejar de pasar ni un solo día sin hablar con un posible comprador.

Verás que diferencia increíble en los resultados tras 6 meses de esto.

Posted in Coaching, Vender | Tagged , | Leave a comment